Ley de acoso sexual callejero ¿qué sanciona y por qué?

(0) Comentario Escrito el marzo 30, 2015 Noticias

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La semana pasada entró al Congreso, el proyecto de “Ley de Respeto Callejero”, que busca establecer como delito el acoso sexual en vía pública. ¿Un simple piropo será considerado delito? NO. Aquí te explicamos qué acciones se pretende sancionar.

 

Para muchos el piropo en la calle por parte de un desconocido/a, ya sea éste amable o con una connotación sexual, es parte de un rasgo cultural del “ser chileno”,por lo que lo aceptan como algo inevitable o simplemente lo ignoran. Pero para otras personas, un piropo desagradable puede ser considerado una insolencia, un acoso o la previa del abuso. ¿Quién pone el límite, si la calle es de todos?

 

La semana pasada, diez diputados – entre ellos Camila Vallejo y Karol Cariola (PC), Karla Rubilar (Amplitud), Gabriel Boric (Independiente), Giorgio Jackson (Independiente) y Marcela Sabat (RN) – con el respaldo de la Unión Europea, ONU Mujeres y del Ministerio de la Mujer; presentaron al Congreso el proyecto de “Ley de Respeto Callejero”, que busca sancionar aquellas actitudes cometidas en vía pública que puedan ser consideradas acoso sexual. El fin de esta ley espermitir que todos los chilenos y chilenas se sientan seguros y libres de transitar por los espacios públicos, sin la amenaza de ser violentados, ya sea a través de actos verbales o no verbales.

 

Este proyecto nace, luego de que el Observatorio contra el Acoso Sexual Callejero (OCAC), presentara un estudio de opinión pública –encuesta aplicada entre el 18 y el 28 de febrero de 2014 vía web a 3.234 personas entre 10 y 64 años de todas las regiones del país -que reveló que nueve de cada diez chilenos (84,2% de los encuestados) estima que estas prácticas de violencia deben ser sancionadas por ley, y que el 76% de las mujeres declaró haber sufrido alguna forma de acoso durante los últimos 12 meses.

 

El texto presentado por los diputados estableceríamultas para aquellas conductas de carácter sexual sin contacto físico y penas para aquellas que tengan dicho contacto. Aclaramos que NO entran en sanciones los simples piropos. Pero, ¿qué entendemos por acoso?

 

El OCAC define como acoso sexual aquellas “acciones de connotación sexual ejercidas por una persona desconocida, en espacios públicos o de acceso público, generando una molestia para la víctima”. Y tipifica los acosos sexuales dentro de este grupo de actos: miradas lascivas, piropos suaves y agresivos, silbidos, besos, bocinazos, jadeos, gestos obscenos, comentarios sexuales, fotografías o grabaciones no consentidas, tocaciones, persecución y arrinconamiento, masturbación y exhibicionismo.

Las claves del proyecto: multas para algunos, presidio para otros pero con opción de alternativas para educar

 

“Entendemos que no es igual recibir un comentario sexual al oído, que sentir genitales ajenos en medio de un tumulto. El proyecto se hace cargo de esa diferencia y propone tipificar faltas y delitos”, menciona el OCAC en su manifiesto.

 

Es por esto que el Proyecto de Ley establece que tres tipos de conducta recibirán multas, que varían entre media a 20 UTM (al valor de hoy, entre 22 mil y 865 mil pesos, aproximadamente) dependiendo de la gravedad:

 

– Acoso sexual en actos verbales y no verbales: En este caso se otorga la elección de reemplazar la multa por disculpas públicas que otorgue el acosador/a al acosado/a. Y nuevamente reiteramos que los piropos no entran en las sanciones. OCAC nos aclaró que éstos no son delitos, como tampoco las miradas lascivas, y que éstos últimos actos sólo se tomarán desde la prevención y educación.

 

– Acoso sexual mediante captación de imágenes, videos o cualquier registro audiovisual del cuerpo de otra persona o de alguna parte de él.

 

– Acoso sexual consistente en abordajes intimidantes: exhibicionismo o masturbación, persecución a pie o en medios de transporte.

Y aquellos que involucren contacto físico de carácter sexual serán sancionados con presidio menor en su grado mínimo en vez de la multa, sin perjuicio de poder aumentarse en un grado esta pena (de 61 a 541 días) a quienes cometan el delito descrito contra menores de edad, adultos mayores, mujeres embarazadas, personas discapacitadas, personas cuya movilidad se encuentre reducida y aquellas que se encuentren en estado de intoxicación temporal, acentuando el delito si es cometido en compañía de otras personas o con pluralidad de participantes.

 

En todo caso, las multas y la pena privativa podrán sustituirse por asistir a, mínimo, cinco sesiones de sensibilización sobre acoso callejero. Esto porque, como explica el OCAC, “el objetivo esencial de tipificar faltas no es repartir multas a destajo por cada comentario sexual que ocurra en el espacio público, sino empoderar a las víctimas, quienes necesitan acogida luego de sufrir una agresión. Las medidas alternativas de este proyecto apuntan al cambio cultural a partir del reconocimiento del otro u otra. Por eso las disculpas públicas, por eso la educación. No pretendemos que la gente deje de acosar por miedo, sino que a través del aprendizaje comprenda que sus actos son dañinos y atentan contra los derechos de los demás”.

 

Cómo denunciar

 

Para hacer la denuncia, OCAC dice que son necesarias la mayor cantidad de pruebas posibles: fotografía del agresor, grabaciones o testigos. Con este material, hay que acudir a Carabineros, Policía de Investigaciones o Fiscalía lo antes posible para formalizar la denuncia.

 

Si no hay pruebas, de todas formas recomiendan denunciar, ya que pueden alertar en el sector donde ocurrió, además de visibilizar que este problema debe ser atendido a nivel de seguridad pública.

 

 

Esta nota apareció originalmente en El Definido.

 

Tags



Articulos Relacionados